Inicio > Bla bla bla bla > Ecuador vs Argentina; un resultado fuera de la cancha

Ecuador vs Argentina; un resultado fuera de la cancha

Imagen006Por mentiras y otros argumentos que no podría aclarar, decidí ir a ver el partido de Ecuador vs Argentina en Vilcabamba, junto a la compañía de un amigo  y una amiga.

Mientras la lluvia caía y buscábamos un televisor por todo el centro de la ciudad, no encontramos mejor punto que “el punto”, un ex restauran siendo adecuado para convertirse en bar, con un olorcito a pintura y algo más, entramos al lugar, para sorpresa mía, no había un solo ecuatoriano frente al televisor, los habitantes de este “cubo”(digo cubo porque era muy estrecho el lugar), parecían haber salido de personalidades de famosos artistas, al menos yo llegué a compararlos de esta forma.

Antes de empezar el partido nos dio la bienvenida Miguel, propietario del lugar, chileno que supera los 50 años, al igual que “el che”, argentino de la tercera edad y de tres dientes también, no supe por qué su dentadura finalizó antes que él, pero pude imaginarlo.

Mientras veía la televisión, escuchaba un taladro que iba haciendo agujeros en la pared de enfrente para colocar una repisa, quien manejaba tal artefacto era un francés de coleta cana, que no emitía más sonido que el de su herramienta de trabajo, pues su voz solo se llegó a escuchar en el transcurso del partido.

A cinco minutos del pitazo de inicio, los extranjeros siguieron llegando, el fan número uno de ecuador llegó con una bandera en su espalda y con un sombrero de los colores de esta patria, colocó la bandera en la parte superior de la puerta e ingresó más feliz que el resto, su nombre nunca lo supe, y su nacionalidad tampoco, aunque por como hablaba diré que fue suizo o quizá alemán, eso ya es muy difícil de descifrar.

El partido inició, y mientras saboreábamos una buena cerveza helada y cigarrillo caliente, la gente iba llegando, entre ellos; una colombiana que lleva siete años por estas tierras, un peruano y su esposa, un trío de gringos más, una motociclista francesa, un suizo que repartió mandarinas, el francés dueño de la máquina ruidosa, el chileno Miguel, “el che” que sonreía a cada instante, haciendo recordad a su compatriota Charly García, y como me podría olvidar del fan suizo que tenía a su cargo un niño ecuatoriano que no llegaría a los diez años de edad. De cierta forma el 90% de la audiencia no era de aquí y doblaba e incluso triplicaba mi edad.

Con un grito de “vamos ecuador” nos adentramos en el partido, las miradas fijas en el televisor, si era posible, sin parpadear, para no perderse ni un segundo, mis amigos estaba en su propio juego, y nunca supe a que marcador de besos llegaron.

En el minuto 28 cuando el portero ecuatoriano Elizaga tapó el penal de Tévez, lo que se pudo escuchar fueron las palabras de “el che”; “ahora les metemos dos”, no llegué a saber si lo dijo por Argentina o Ecuador, creo que en el fondo lo dijo por Ecuador, porque hasta acertó.

Finalizo el primer episodio del juego de fútbol, mis anotaciones, tres cervezas, dos cigarrillos y una mandarina, el de los equipos todo el mundo lo sabe.

Segundo tiempo, mi amiga paso colgada a su celular por más de 15 minutos, con mi amigo decidimos pedir más cerveza y desalojar las que teníamos dentro, los espectadores había regresado a sus asientos y los gritos de apoyo fueron el verdadero inicio de esta segunda parte.

El gol de Ayoví nos dejo sin aliento, tuvimos que volverlo a ver para saltar y gritar “gooooool” con toda la fuerza de nuestra garganta, el segundo ya lo escuchamos más pronto en un local cercano que recibía la señal satelital más pronto que la nuestra, así que ya no hubo mayor sorpresa cuando fue nuestro momento de verlo.

Al finalizar, “el che” nos dio su mano para felicitarnos por el triunfo, la gente migró a sus habituales trabajos, como el doctor peruano, la francesa pintora, la colombiana artesana y el resto ya no sabría decir a que se dedicaban.

Resultado final; ocho cervezas, cinco cigarrillos, dos goles, una mandarina, y muchos amigos, lo que pasó después, ya es parte de otra historia…

Anuncios
  1. dioxido
    junio 12, 2009 en 17:43

    Juas!! lindo partido, pero creo que el mejor partido jugado fue el de Ganzo…

  2. pemalla64
    junio 13, 2009 en 15:35

    ya dice pintura!!

  3. junio 14, 2009 en 20:07

    Buen partido no? me gusta tu redacción Marvin, creo que ya lo he comentado alguna vez, me gustó esta crónica.

  4. junio 15, 2009 en 11:26

    Un buen partido…y mira que lo digo yo (como protagonista). Resultado de mi partido dos cero.

  5. César
    julio 28, 2010 en 16:19

    Al que después de leer este artículo se le ocurra decir que en el Ecuador hay xenofobia habrá que preguntarle la definición del término jejeje

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: