Inicio > Uncategorized > ¿Por qué Killa y no otra María?

¿Por qué Killa y no otra María?

Inicio a escribir esta especie de historia en mi oficina que pronto creo dejaré de habitarla como cuantas otras oficinas y escritorios más he dejado en mi corta trayectoria laboral. El argumento de esta redacción es tan simple y/o compleja como Killa, mi hija que actualmente va por su cuarto mes de nacida.

La razón es el cuestionamiento que he tenido desde que le puse como nombre Killa, y creo que este es el mejor canal de comunicación,  siendo este un medio global en el que puedan leerlo todos, así no les interese.

Killa tiene muchos explicaciones para mí como palabras en el diccionario, lo dice todo y tal vez un poco más. A continuación detallo los significados que tiene en el mundo y lo que significa para mí.

Pues bien, para empezar diré a quienes no lo sepan que Killa o Quilla, en kichwa (idioma indígena de Latinoamérica) significa Luna, y no solo eso, para ello me referiré a la historia de parte de mis ancestros indígenas.

En la mitología Inca, el dios creador del universo es Wuiracocha, quien, según las leyendas, tuvo cuatro hijos: Kon o Wakon, dios de las sequías; Mallko dios de la ley; Vichama o Atipa dios de la guerra y la venganza y Pachacámac, quienes regentaron sucesivamente el mundo actual o Kay Pacha.

La historia dice que siempre hubo una rivalidad entre los hermanos Pachacámac y Wakon, y esta aumentó cuando Pachacámac se casó con Pachamama y tuvo dos hijos gemelos: Inti, dios del sol, y Mama Quilla, diosa de la Luna y las mujeres.

Varios historiadores dicen que Pachacámac expulsó a su hermano al Ucu Pacho o Urín Pacha (el mundo de abajo) para cuidar a su familia, razón por la cual hubo una sequía por siglos en varios lugares de Latinoamérica, especialmente Perú. Sin embargo, Wakon regresó al mundo actual y asesinó a Pachamama. Luego de ello Pachacámac vengó la muerte de su amada y se lanzó al océano para convertirse en una isla, dejando a sus dos hijos gemelos para que cuiden la tierra tanto en el día como en la noche.

Este es uno de los argumentos por lo que elegí tal nombre, pero la razón primordial es que al ser un seudo escritor o escritor frustrado, y solitario, siempre tuve una fascinación por la Luna, porque es la eterna acompañante de quien cada noche se queda a la espera de algo que casi nunca llega, porque ha sido la inspiración de lo poco que he escrito y aún no he publicado, porque lo mejor que he leído o he visto sobre el amor es para la Luna.

Además, siempre he sido amante de la “locura”, del loco o el lunático, y he aquí otra bella coincidencia. Lunático es alguien que sufre de locura a intervalos, es decir, no todo el tiempo. La palabra “lunático” nos viene del latín lunaticus y está relacionada con la Luna. En tiempos de los romanos notaron que existían con mayor frecuencia conductas dementes en noches con Luna llena.

Así que bien, tengo dos o tres argumentos valederos o desequilibrados para continuar con la historia, pero estos solo se los diré a mi hija cuando ella crea necesario saberlos. Lo que escribí fue más empujado porque hasta la propia madre de Killa, hace unos días, me interrogó sobre la razón del por qué su hija tenía este nombre, y me pareció descabellado que ni siquiera ella lo sepa.

Para finalizar, y así parezca absurdo, también me agradó que mi hija lleve el nombre de  Luna, cuando vi la película Yellow Submarine de The Beatles y escuché la canción Lucy In Sky With The Diamonds (LSD), me pareció una canción perfecta para una niña y aún más si podía sustituir el nombre, ya sea en castellano para ser escrito o en kichwa para ser interpretado.

Bonus track…

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Glenda Ordoñez
    diciembre 29, 2012 en 12:44

    HOLA HERMANITO ME HA ENCANTADO LA HISTORIA DEL NOMBRE DE MI SOBRINA,,PERSONALMENTE CREO QUE HACES HONOR A NUESTROS ANTEPASADOS Y ESO ME LLENA DE ORGULLO.
    MI PRECIOSA LUNA ……..BESITOS

  2. Bolívar Loján Fierro
    enero 20, 2013 en 21:03

    Hola chico

    Me gusta viajar, siguiendo pistas que los tuiteros dejan, porque blogueros muy pocos en estas tierras.

    He conocido gente en el mundo; personas con nombres extraños para otros y naturales para mí: Inti, Umi, Aymara, Guaicaipuro, Chacao, Lara, Ollanta, Atahualpa y ahora Killa, que igual puede significar María. Tengo inclusive un proyecto con un compadre que lo hemos llamado Yanapanakuy, me gusta. Alguna vez vine desde el oriente venezolano trayendo una tortuguita cuyo nombre es timán que en lengua guanche (canarias) significa tierra; mascota de mi hijo. Su compañera que murió se llamaba faya que en conjunto (timanfaya) significa tierra de fuego. Estuve peleando un tiempo porque el aeropuerto Camilo Ponce Enriquez se llame Katá Mayú (Catamayo), pero me retire de esa cosa porque había nombres de importantes señores de abolengo que oscurecían mis aspiraciones y más de uno me mandaba para la porra.

    Date un paseo por mi blog http://bolivarlojan.blogspot.com/ un amsijo de cosa entre ellas luchas quijotescas.

    Un abrazo y buen camino

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: